Cómo enseñar a los niños su lugar en el mundo


A los peques les cuesta mucho entender todo el lío de ciudades, regiones, países, continentes,...  es demasiado abstracto para ellos y les lleva a mucha confusión.

Ellos entienden que viven en Tal Ciudad (o pueblo) y en Tal Contiente, pero les cuesta entender dónde viven en relación al resto del mundo, les cuesta entender las divisiones territoriales de los mapas políticos.

Es un aprendizaje que van adquiriendo con el tiempo a medida que maduran, pero no está de más presentarles este tema de una manera que pueda ayudarles a entender todo este lío. 

Y es que es un poco difícil entender que uno pueda vivir en Santiago de Compostela, Galicia y España al msmo tiempo, ¿cómo es posible vivir en tantos lugares a la vez?

Hay muchas formas de presentar este aprendizaje, una de ellas es a través de cajas en una suerte de matrioska, pero en aras de facilitarnos las cosas nació este otro método que seguramente has visto en multitud de sites homeschoolers.

Con el imprimible de "Mi lugar en el mundo"  podemos realizar una actividad que reune nuestro hogar y el planeta en un librito manejable que nos puede servir de ayuda siempre que dudemos o queramos comprender  qué lugar ocupamos nosotros respecto a (el país, la región, la provincia,...)

Con este librito podemos ver los lugares en dónde vivimos, desde el pequeño (nuestro hogar) hasta el grande (el planeta) y verlo todo junto, ¿no es maravilloso poder tener en nuestras manos, concentrado, todos los lugares a los que podemos llamar "hogar"?

Después recortar y pegar o dibujar en ellos  la información que queramos incluir. Cuando los niños son muy pequeños, quizás lo más recomendable sea incluir una única imagen para facilitar la comprensión, a medida que crecen podemos añadir más información.



- Propuesta para presentar esta actividad -

1. Tener ya el material impreso y recortado, listo para utilizar.

Lo primero es elegir qué círculos queremos imprimir de acuerdo a las particularidades territoriales de cada lugar. Yo recomiendo utilizar folios o cartulinas de colores, pues así aumentamos el atractivo visual de nuestro librito.
Si los niños son muy pequeños, quizás sea interesante tener también recortadas y listas para pegar, las principales imágenes que vamos a colocar en los círculos. Pues es importante no prolongar innecesariamente la actividad, recordemos la máxima de Charlotte Mason "lecciones cortas".


2. Introducir la actividad.

"Hoy vamos a hacer un librito para comprender dónde estamos y ubicar todos los lugares en los que estamos al mismo tiempo, todos esos lugares que forman parte de nuestro hogar, pues en realidad vivimos en muchos lugares al mismo tiempo.

Esto es un poco lioso al principio, pero entre todos vamos a resolver este misterio de cómo es posible vivir a la vez en muchos sitios."

"Vamos a imaginar unas matrioskas" (sería genial disponer de unas para ayudar a la comprensión, en Amazon podeis encontrar estas  "que al ser iguales, no desvían la atención  -enlace de afiliada-), primero agarramos la más pequeña, esta eres tú."
 
A- Entregamos el círculo más pequeño, tú. Si tenemos una foto del niño para pegar, la entregamos también y le animamos a que la pegue y escriba su nombre si ya sabe escribir.


B- Después tomamos la matrioska  más grande, que simbolizaría el planeta, y la página con el círculo más grande. 
- Animamos a que pegue una foto o dibujo del planeta Tierra en su "página correspondiente" y que escriba el nombre del planeta en la página.
- Visualizamos la pertenencia, colocando una matrioska dentro de la otra y un círculo sobre otro.

C- Vamos trabajando con la misma secuencia con cada una de las páginas hasta concluir el librito.

Ahora entender este lío, es mucho más sencillo y cuando dudemos, podemos volver al libro para visualizarlo.


Podeis adquirir este imprimible en: