A veces coso fieltro

La creatividad es una madre prolífica, su fruto no es sólo la creación, también tenemos la sanación, la ensoñación,... 


Y es que una de las virtudes de la creatividad es el poder de la ensoñación, de bloquear las distracciones y los problemas externos y aislarse, focalizando la atención en lo creado, por eso es tan sanadora.


Las personas creativas solemos abarcar diferentes campos, no sólo laboralmente, si no por puro placer. A mi me encanta coser, sobretodo con fieltro, y me relaja un montón! 

Os quiero enseñar un puñadito de creaciones mías, la mayoría para regalar a personas que aprecio. Cuando las hago enfoco toda la atención no sólo en lo que estoy haciendo, si no también en la persona a la que está dirigida y voy dejando un poquito de mi amor, de mi aprecio, en cada puntada.